Facebook
GOOGLE
http://culturasaenzpena.gob.ar/viaje-a-europa">
INSTAGRAM

Embajada Cultural, Europa. 2016

Diario de viaje de la Secretaría de Cultura en Europa
 
En septiembre de 2016, una delegación de saenzpeñenses pudo concretar una gira por tres países: Italia, República checa y República de Montenegro. El objetivo de este viaje fue trasladar a los escenarios europeos expresiones artísticas típicas de nuestro terruño.

Embajada Cultural Saenzpeñense en Europa, 14 al 29 de septiembre 2016

La delegación estuvo encabezada por el Intendente Municipal, Gerardo Cipolini y la Secretaria de Cultura, Alicia Gaña, a los que acompañó un grupo formado por diez bailarines del Ballet Municipal de Sáenz Peña.

Las jóvenes fueron María Luz Fernández, Aixa Billordo, Daiana Ramírez, Miriam Ramírez y Leonela Molnar. Y los jóvenes Luis Blanco, Walter Alegre y los tres hermanos Ramírez: Emmanuel, Mario y Gonzalo.

Durante meses se trabajó muchísimo en los detalles y diligencias que una empresa de este tipo genera: los pasaportes, la comunicación con las autoridades comunales de las ciudades por visitar, las glosas que explicarían cada danza y su traducción a tres idiomas (italiano, checo y montenegrino); los ensayos; la confección del vestuario propio de cada baile; la preparación de obsequios; los nervios, las expectativas, los sueños… entre algunas de las muchas tareas que nos desvelaron.

El espectáculo que se preparó se llamó  “Bailes de mi tierra argentina” y comprendía: el Pericón, la zamba, el chamamé, el gato el tango, la cumbia, el candombe, un cuadro colla, un fragmento de la monumental Misa criolla y  el Malambo.

Cada una de estas danzas contó con una introducción descriptiva de su sentido e importancia a fin de ser leída antes de cada actuación.

Esto permitió hablar de la zona de nuestro país a la que la danza pertenece y las características de la misma. Así se hicieron presentes en escenarios tan lejanos nuestro litoral y el altiplano, nuestra danza nacional y la ciudadana. La más extendida y la propia de los gauchos.

Representamos dignamente a nuestra ciudad, nuestra provincia y nuestro país.

Fuimos recibidos con entusiasmo y nos enriquecimos con experiencias que perdurarán por siempre.

El jueves 15 de septiembre fue el día de nuestra partida. Desde el aeropuerto de Ezeiza echaron vuelo nuestros sueños.

Arribamos Roma a las 6.40 del viernes 16 después de 14 horas de vuelo. La Ciudad Eterna nos esperaba ya otoñal. Brevemente pudimos descubrirla puesto que a las 19 teníamos prevista la primera presentación.

La Casa Argentina en Via Veneto Nº 7, sede de la agregaduría Cultural de la Embajada, nos recibió. Allí disfrutamos de la hospitalidad de la agregada cultural, Irma Rizzuti. Se encontraban presentes también el secretario del Embajador, el personal de la agregaduría y público en general, entre ellos italianos y argentinos.

En un escenario muy pequeño en un salón con capacidad para 100 personas, nuestros bailarines se desenvolvieron con ductilidad y pudimos vivir gestos de reconocimiento muy emotivos.

Al terminar el primer espectáculo que brindábamos en Europa se nos sirvió un refrigerio. Entonces compartimos una agradable conversación con argentinos residentes en roma e italianos que habían asistido.

El sábado 17, tempranísimo, partimos hacia República Checa.

El vuelo fue corto. En el aeropuerto nos esperaba Sdenka Rehackova, Pte. de la Asociación Chaco Checo que, en tres automóviles, nos condujo a la estación de trenes. Allí estaba la hija de Sdenka, Pavlina, que habla castellano perfectamente y que se hizo muy amiga de nuestros jóvenes embajadores.

Al final del recorrido en tren nos esperaba Josep, el esposo de María Blkova, la alcaldesa de Velke Bilovice, que estuvo en dos oportunidades en Sáenz peña y nos dio una calurosa bienvenida. Después de un corto viaje en bus llegamos a la ciudad ubicada en Moravia del Sur.

Nos alojaron en el Hotel Academi.

La recepción se hizo en la Casa de Cultura. De pie en la puerta se encontraba María, quien nos recibió con un abrazo, feliz del reencuentro. Se inició un acto muy formal, con la presencia del Embajador argentino en Praga, Carlos Poffo, el ex cónsul checo en Bs. As. André Pometlo y otras autoridades.

Presentamos los “Bailes de mi Tierra Argentina”. El salón estaba colmado de público. Después se llevó a cabo una cena. También estaban saenzpeñenses que habían sido invitados para la Fiesta de la Vendimia, profesores de idioma checo que también se habían desempeñado en Sáenz Peña.

Así entre tanta gente entrañable departimos la velada.

El domingo, después de un importante desayuno, nos llevaron a visitar un castillo medieval y por la tarde a una fiesta popular en un pueblo vecino. 

A la noche la cena se realizó en una bodega. Intercambiamos regalos, anécdotas, recuerdos y emoción.

El lunes visitamos su escuela, que es de nivel primario y medio. Allí presentamos el pericón, la misa criolla y el malambo. Los alumnos locales quedaron fascinados, con el vestuario, el bombo, las boleadoras y las danzas.

Desde allí fuimos a lo de María la alcaldesa, quien quiso agasajarnos llevándonos a su propia casa. Allí nos mostró cómo se guardaba el traje típico y nos ofreció una copa de vino. Por la tarde visitamos el museo local.

El martes partimos en tren rumbo a Praga. Paseamos unas horas y luego tomamos el tren que, vía Munich, Alemania, nos llevaría a Venecia.

Llegamos a Venecia el miércoles 21. Nos alojamos en unos departamentos muy lindos. Venecia fue inolvidable. Teníamos cita con la Secretaria de Turismo de la ciudad, Sra. Paola Mar. La recepción fue excelente. Para nuestra sorpresa la funcionaria conocía muchos detalles de nuestra Sáenz Peña por lo que la conversación fue amena e interesante.

Paola Mar obsequió a cada uno de los jóvenes bailarines un CD de conciertos grabados en el teatro La Fenice de Venecia.

El resto del día lo dedicamos a disfrutar de la maravillosa ciudad. Cenamos en el departamento.

Al día siguiente, comenzamos temprano el traslado de maletas hasta la parada del vaporetto y nos dirigimos a la Estación Santa Lucía para viajar a Florencia. Durante la espera improvisamos algunas actuaciones que atrajeron la atención de los paseantes.

Ya en Florencia, la Piazza del Carmine nos esperaba.

Para nuestra actuación ofició de conductor Marco Ballerini, hermano de Luca, nuestro profesor de italiano.

Al término del mismo caminamos por las calles ya desiertas de una Florencia silenciosa, sola para nosotros.

Al día siguiente las autoridades municipales del área de cultura nos ofrecieron una visita guiada al Palazzo Vecchio. Nos esperaban en la puerta del mismo la secretaria de Turismo de Florencia, junto con amigos.

La guía nos condujo por las dependencias y salones contándonos los secretos de la vida de los gobernantes florentinos.

Terminamos comiendo comidas típicas en un carrito callejero que ofrecía exquisiteces locales.

Luego fuimos al Museo de la Ciencia.

Desde allí tomamos el tren a Roma.

Nos alojamos a unas pocas cuadras del Coliseo, en los apartamentos Casete Monti. Un lujo, preciosos. Después de cenar fuimos caminando a conocer y admirar la más representativa de las ruinas romanas, el Coliseo.

Al día siguiente otra vez al aeropuerto. En esta ocasión, rumbo a República de Montenegro.

Una mañana preciosa, de mucho sol. Nos esperaba Misho Krivocapich, Pte. de una Fundación argentino montenegrina. Y arriba nuevamente con las valijas, que cada vez pesaban más, marchamos hacia Kotor, la ciudad amurallada en Boca Kotorska, sobre el mar Adriático.

Misho y Dragidza nos alojaron en departamentos de su propiedad que quedaban a dos kilómetros de la ciudad.

La presentación se hizo ese sábado 24 en un escenario de viejas piedras en una plaza medieval que tenía como fondo una antigua y pequeña iglesia.

El público fue especialmente acogedor esa noche, admirado por nuestras danzas que llevábamos para ellos desde lugares recónditos, pero a la vez no tan ajenos como en otros lugares pues entre el público había muchos argentinos o personas vinculadas al país.

Se escucharon entusiastas palmas y – para nuestra sorpresa- algún que otro sapucai.

Una asociación de pescadores antiquísima ofreció gentil su sede, que se ubicaba sobre la plaza para que los bailarines instalaran sus camarines.

El domingo nos hicieron un fantástico regalo: un paseo en barco por el Adriático.

A la tarde el grupo de jóvenes fue caminando hasta Kotor a recorrer la ciudad y comprar algunos recuerdos.

Regresamos a Roma. Esta vez nos alojamos en Via delle Fornacci, a escasos metros de la columnata de Bernini de Piazza San Pedro.

En esta oportunidad, fuimos hasta Trinita dei Monti.

Alicia, Emma y Walter fueron a buscar dos valijas que habíamos dejado en el hotel anterior.

El resto fue al departamento, a preparar la cena!

Temprano al día siguiente los Museos Vaticanos nos abrieron sus puertas luego de una cola de dos horas.

La visita a los museos fue formidable, inolvidable para nosotros. Museo egipcio. Sala de las cartas geográficas. Sala de los candelabros. Tantos tesoros…

A la siesta fue el turno de visitar la Basílica de San Pedro. A la tarde tomamos el 64 y nos bajamos frente al monumento a Vittorio Emmanuele.

Caminando llegamos al Coliseo y decidimos ir al Trastevere, un barrio romano encantador por su arquitectura.

Pasamos por la Plaza del Campidoglio con su magnífica estatua de Marco Aurelio. Cenamos en Trastevere.

El último día los jóvenes fueron a Plaza San Pedro al encuentro y bendición papal y disfrutaron de la cercana presencia del Pontífice argentino.

Esa misma tarde partíamos hacia la Argentina. Nuestros corazones bullían por el regreso.

Gran acomodo de valijas, bolsos y mochilas. La cuestión era no pagar exceso de equipaje.

Finalmente, llegamos el jueves 29 a la argentina, plenos de felicidad.

Habíamos recorrido varios países y ciudades europeas, conocimos gente nueva, paisajes, costumbres, comidas, monumentos en las calles, museos que contienen historia local y del mundo. Nos llenamos de experiencias agradables y bebimos y nos nutrimos de otras culturas.

Pero también mostramos la nuestra, a través de nuestras danzas, nuestros relatos, nuestra presencia.

Y eso nos llenó de orgullo y de esperanza. Fuimos un pedacito de Chaco en tierras lejanas, nada menos y nada más.

Sitio Web Oficial de la Secretaria de Cultura y Educación Ciudadana.

Municipalidad de Presidencia Roque Sáenz Peña

Sedes

Casa de Cultura

9 de Julio y San Martín

+54 (0364) 4430888

Centro Cultural Municipal

25 de Mayo 643

+54 (0364) 4365048